El Síndrome Postvacacional

El Síndrome Postvacacional

Muchos lidiamos con estos síntomas cuando regresamos a casa de unas merecidas vacaciones y tenemos que volver a la rutina. En ese momento resucita el mal que afecta a una parte de la sociedad: la famosa depresión postvacacional o síndrome postvacacional.

Al síndrome post Vacacional cada vez se le da más importancia, aunque no está aceptado como enfermedad en las principales clasificaciones internacionales. Hace unos años ni se diagnosticaba ni estaba tipificado como un problema, pero se ha ido generando en los últimos tiempos y por lo tanto de una forma u otra es fruto de la vida contemporánea.

Pero ¿Que es el síndrome Postvacacional?

Es un sentimiento generalizado de molestias causadas por la incapacidad de la persona para adaptarse a la vida activa después de terminar las vacaciones. Este síndrome afecta más a países donde el grueso de las vacaciones se concentra en los meses de verano cómo España y especialmente en la población femenina.

Humbelina Robles Ortega, investigadora de la universidad de Granada advierte que la vuelta a la rutina puede causar tanto síntomas físicos como psicológicos. Los síntomas físicos más frecuentes son la fatiga, falta de sueño, dolores musculares, falta de apetito y dificultades para concentrarse. Los síntomas psicológicos incluyen irritabilidad, tristeza, nerviosismo, o un sentimiento profundo de vació. Todos estos síntomas harán que aumente el nivel de estrés.

¿Cómo aparece el síndrome?

La mayoría de gente acostumbra a llevar una vida rutinaria. Los hábitos están relacionados con una especie de reloj interno que marca el estado en que nos encontramos. Además, se necesitan una serie de motivaciones como las vacaciones que impulsen a seguir a delante. Estas motivaciones actúan como “cortafuegos” que permiten superar diferentes dificultades.

Pero, el hecho que muchas empresas solo den vacaciones una vez al año a sus trabajadores por su funcionamiento interno, hace que cuando se vuelva del descanso pueda aparecer una desmotivación que nos impida seguir adelante. Los investigadores relacionan esta falta de motivación con la aparición del síndrome.

El mejor remedio para este síndrome sería la prevención. Los investigadores y médicos recomiendan establecer un “periodo de re-adaptación al trabajo “por lo que la mejor decisión sería volver a casa unos días antes de empezar el trabajo. El objetivo de la vuelta a rutina de forma gradual previene que esta sea muy traumática.

Unos de los consejos para afrontar la depresión postvacacional seria aumentar el estilo de vida saludable como ir a la cama más temprano y dormir suficientemente, seguir una dieta mediterránea y beber suficiente agua o ser más sociable e intentar no pasar gran parte del tiempo libre mirando la televisión.