Drogas vegetales y sus extractos

Drogas vegetales y sus extractos

Los medicamentos utilizados en fitoterapia son aquellos cuyos principios activos proceden de fuentes vegetales, preparados en la forma farmacéutica más adecuada para ser administrados y en la dosis correspondiente. Para su preparación se pueden utilizar drogas vegetales (generalmente troceadas o pulverizadas), productos extractivos (extractos secos, extractos fluidos, tinturas, aceites esenciales…) o principios activos purificados.

Las drogas vegetales son las plantas, partes de plantas, algas, hongos o líquenes, enteros, fragmentados o cortados, sin procesar, generalmente desecados, aunque también a veces en estado fresco, que se utilizan con fines terapéuticos o preventivos. También se consideran drogas vegetales ciertos exudados que no han sido sometidos a un tratamiento específico.

Los productos extractivos son el resultado de poner en contacto las plantas con un disolvente. Cuando se elimina el disolvente se obtienen los extractos secos, que se suelen utilizar para la fabricación de comprimidos o cápsulas. La eliminación del disolvente permite obtener una concentración más grande de principios activos.

Si el disolvente no se elimina se obtienen los extractos fluidos. Según el disolvente usado se obtendrán extractos acuosos, glicerinados o hidroalcohólicos (alcohol + agua).

Tanto las drogas vegetales como los productos extractivos presentan una gran complejidad porque pueden contener una gran diversidad de componentes; principios activos, componentes coadyuvantes, sustancias potencialmente tóxicas, sustancias con potencial alergénico y sustancias inertes.

Los principios activos de una planta son las sustancias químicas de las drogas vegetales o productos extractivos que tienen efecto terapéutico sobre el organismo. Estos no siempre son los constituyentes mayoritarios, a veces son constituyentes secundarios, de los cuales se desconoce la ruta sintética y la función que desempeñan.

Los componentes coadyuvantes son aquellos ingredientes que pueden cambiar el efecto de los componentes principales ya sea modulando su actividad, estabilidad o biodisponibilidad.

Las sustancias potencialmente tóxicas o con potencial alergénico son aquellas que pueden causar efectos adversos.

Las sustancias inertes son aquellos elementos presentes en la droga vegetal que no realizan ninguna actividad farmacológica.

En muchos casos, la actividad terapéutica de la planta no es debida únicamente al principio activo aislado sino a la mezcla de diversas sustancias que, en conjunto, serán responsables de la actividad. Esto se debe a que los diferentes componentes de la droga dan lugar a fenómenos de sinergia, es decir, se potencian entre sí.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Su carro